El tiempo en: San Fernando
Lunes 15/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

Antoñito Molina, un roteño enamorado del Carnaval de Cádiz

Antoñito Molina será el pregonero del Carnaval de Cádiz en 2025

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Antoñito Molina, con sus amigos de la chirigota.

“No me planteo parar en Carnaval porque el Carnaval me da vida”, aseguró Antoñito Molina el pasado febrero en una entrevista a VIVA CÁDIZ. Y no sólo no parará, sino que además pregonará el Carnaval de Cádiz 2025.

Así lo ha anunciado hoy el ayuntamiento gaditano en un sencillo acto con la presencia de Molina, acompañado por la el alcalde, Bruno García, y la concejala de fiestas, Beatriz Gandullo.

Antonio Caballero Molina continúa viviendo un crecimiento imparable en su carrera musical. Tanto en Cádiz, donde ha llenado el Teatro Falla dos noches seguidas, como en el resto de España se multiplican los seguidores del cantante, nacido en Rota en 1988 y enamorado del carnaval gaditano.

En estas dos noches de Falla incluso estrenó un pasodoble porque al pisar las tablas del coliseo gaditano le rebosa el carnaval y no puede contenerse.

Este año ya pregonó el Carnaval Romano de Mérida y apareció como invitado estelar en el pregón de Juan Manuel Braza Benítez el Sheriff, al que dedicó una canción muy especial. "Yo también crecí cantando tu chirigota... soy un roteño gaditano que se muere por febrero", aseguró en la letra homenaje al pregonero.

Además, el pasado 28 de febrero fue galardonado con una Bandera de Andalucía por la Delegación de Gobierno en Cádiz en un acto en el que interpretó el himno andaluz como broche de oro.

Por más que se le multiplique el trabajo, no deja de lado su afición y es uno de los autores de la chirigota roteña que acude cada año al COAC. “No me veo ni lejos de Rota ni lejos del carnaval, algún año se me puede complicar, como este, pero al final he llegado”, nos contaba Antoñito Molina antes de presentar su última chirigota.

Empezó en octubre de 2023 con los primeros ensayos, pero después apenas pudo asistir a tres o cuatro sesiones porque estaba terminando su gira de conciertos. Desde diciembre sí pudo ir más para preparar su desembarco en el Falla con El niño de Isabelita 2, que parodió con tanto arte a Kiko Rivera que incluso el auténtico Paquirrín apareció en escena durante el pase de Cuartos de Final.

Su profundo respeto al Falla hace que tenga más nervios cuando canta la chirigota que cuando ofrece un concierto porque “cuando vas al Falla no sabes lo que puede pasar, nadie sabe nada, aparte no soy yo sólo, voy con todos mis amigos y eso crea un nervio bonito”. Y todo porque su chirigota es una familia de amigos con la que disfrutar de la fiesta grande gaditana.

“Soy muy gaditano y todo lo que me rodea es gaditano”, se sinceró Antoñito Molina en aquella entrevista. Y ahora, además de gaditano, será historia de Cádiz.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN