El tiempo en: San Fernando
Jueves 18/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Ronda

Polémica por el expediente de Monumento Natural al dejarse fuera de la protección el centro de visitantes

El concejal Rafael Flores dice que no puede incluirse porque es un terreno privado. PSOE e IU reclaman que se entre de lleno "y con seriedad" en el asunto y "que se venda menos humo"

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Imagen de archivo de la última reunión de la comisión antes del verano -

Hace un par de meses se anunció que sería en este mes de agosto cuando se hiciera público el expediente, ya terminado, para solicitar a la Junta el nombramiento de las cornisas del Tajo como Monumento Natural. Casi ya a finales de mes, no sólo no se ha presentado aún el documento, sino que además los miembros de la comisión creada para tal fin no están de acuerdo con la delimitación de la zona a proteger.
Según la propuesta del Ayuntamiento, quedarían fuera de la protección los terrenos donde se pretende construir el famoso y polémico Centro de Recepción de Visitantes, al final de la cornisa, junto al Castillo. Tal extremo no ha gustado nada a los miembros de la comisión vinculados a partidos y asociaciones de izquierda. Así, tanto PSOE como Izquierda Unida, y también el movimiento 15M, piden que el proyecto se revista de la seriedad necesaria y el Ayuntamiento haga todo lo posible para que la protección sea integral.
El concejal de Medio Ambiente, Rafael Flores, ha explicado a RONDA SEMANAL que «al solicitar el Ayuntamiento la protección, sólo puede hacerlo sobre terrenos públicos, y sobre aquellos privados que estén de acuerdo en integrar ese espacio protegido, y eso no ocurre con los propietarios de esa zona, que no han dado su consentimiento. Sólo hacemos lo que podemos por ley, proteger lo que podemos proteger», concluyó Flores. De forma similar, el biólogo Andrés Rodríguez, impulsor del proyecto y miembro de la comisión, defendió que «en este caso sería inviable incluir en el expediente una zona privada de cuyos propietarios no tenemos permiso para ello, porque no quieren que se incluya. Eso haría inviable el proyecto», declaró.
Por su parte, PSOE e Izquierda Unida han vuelto a pedir, también en este caso, un mayor compromiso del equipo de Gobierno: «Es que estamos haciendo lo de siempre, vender mucha paja y mucho humo sin entrar de lleno en el fondo de casa asunto», defendió el socialista Alberto Orozco, quien recordó que el expediente, inicialmente, se propuso la protección integral de la cornisa, sin excluir ninguna zona: «Si no existe una protección integral, al final ocurrirá lo que queremos que no ocurra, que haya zonas sensibles de ser modificadas, precisamente las zonas públicas». Y es por ello que Orozco solicitó al Ayuntamiento «que gestione para convencer a los privados de la importancia; si en su día lo logramos, trabajando mucho, con los caminos, en este caso no puede ser distinto, más aún cuando se trata de proteger un recurso geológico importantísimo que no entiende de terrenos privados o públicos». No obstante, lamentó que «los intereses de algunos miembros del equipo de Gobierno» no permita «que se trabaje en ese camino».
Por su parte, Álvaro Carreño, de IU, defendió que «limitar el proyecto a las parcelas públicas es ser poco ambiciosos. Corresponde al Ayuntamiento hacer un esfuerzo para que todo el entorno esté incluido; corresponde al equipo de Gobierno tener capacidad de negociación para que eso ocurra, mostrando a esos privados que pueden ser reticentes los beneficios del nombramiento para ellos, en particular, y para el conjunto de la sociedad rondeña, en general». Carreño llegó a afirmar que, «aunque sea más fácil dejar fuera lo privado, si no va de la mano con lo público, la declaración no servirá para nada».
De igual modo, el movimiento 15M, que forma parte de la comisión, recordó que «dejar una zona sin proteger cuando ya está protegida por una decena de leyes carece de sentido», afirmó José Guerrero, portavoz del movimiento en esta comisión. Criticó por ser «aberrante» que «la zona donde se puso la primera piedra de esta ciudad quede fuera de esta figura de protección simplemente porque un concejal sea familia del dueño del terreno donde se pretende construir algo que incumple hasta 17 normas urbanísticas y tiene informes urbanísticos en contra. Ese concejal, aunque sea legal que defienda el proyecto, debería no haberlo hecho por ética», terminó Guerrero.
Los llamados Monumentos Naturales son espacios o elementos de la naturaleza con formaciones singulares, raras o bellas, así como geológicas, que merecen ser protegidos. Medio Ambiente hace los nombramientos. En Málaga, existen hasta ahora cinco de estos monumentos, dos en la Serranía, el Pinsapo de las Escaleretas y el Cañón de las Buitreras.

VÍDEO SOBRE EL PGOU

Por otro lado, el movimiento ecologista de la ciudad, liderado por Silvema Ecologistas en Acción y colectivos como el Ateneo Republicano, el 15M, la Plataforma en Defensa del Tajo o la formación Equo están elaborando un documental de unos 30 minutos de duración en torno al nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Ronda (PGOU), en cuya aprobación definitiva trabaja el equipo de Gobierno. Cada semana, estos colectivos mantienen una reunión para trabajar el audiovisual en la sede de Silvema, con el propósito, al final, de «desenmascarar y desmontar las mentiras políticas del equipo de Gobierno sobre un plan negativo para Ronda en muchos aspectos», declaró a RONDA SEMANAL un portavoz.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN