El tiempo en: San Fernando
26/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

El Betis se reengancha a la lucha por Europa y el Celta sigue muy cerca del peligro

Miranda y Fekir anotan para los locales en la segunda mitad y Strand Larsen recorta distancias en la prolongación

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

Betis-Celta.

El Betis ganó 2-1 al Celta en el Villamarín, en la apertura de la trigésima primera jornada de LaLiga, un triunfo con el que rompe una racha de cuatro derrotas seguidas y se reengancha a la lucha por Europa al recuperar la séptima plaza, a expensas de lo que haga el Valencia en Pamplona, mientras que los vigueses siguen muy cerca del peligro.

Tras una primera parte muy equilibrada y con muy pocas ocasiones en ambas áreas, el Betis jugó una buena segunda mitad en la que salió mandón, dominó el juego y fue más certero en ataque hasta que el canterano Juan Miranda, a los 50 minutos, abrió el marcador. Luego, el francés Nabil Fekir hizo el 2-0 con un gran gol y el noruego Strand Larsen acortó distancias en la prolongación, sin tiempo para más.

Betis y Celta se jugaban mucho por distintos objetivos. Era casi una final, sobre todo para los gallegos en su lucha por alejarse del descenso, con el Cádiz persiguiéndole y a 3 puntos, pero también para el conjunto verdiblanco, octavo a 2 puntos del Valencia, en sus aspiraciones de clasificarse por cuarta temporada seguida para una competición europea.

El técnico chileno Manuel Pellegrini cambió a sus dos laterales, con la entrada de Bellerín y Miranda por Ruibal y el brasileño Abner, y reforzó su medio campo con el estadounidense Johnny Cardoso junto al argentino Guido Rodríguez, lo que dejó en la suplencia a Fekir, titular en las últimas jornadas, pero con un bajo tono físico tras su lesión.

En el Celta, Claudio Giráldez, invicto con un 1-2 en el Sánchez-Pizjuán y un 0-0 en casa con el Rayo desde que relevó al destituido Rafa Benítez, apostó como novedades respecto al último partido por el medio brasileño Jalison, retrasado a la zaga en lugar del sueco Starfelt, y Manquillo de central por Manu Sánchez, pues Óscar Mingueza jugó de carrilero.

El Betis salió con ímpetu, con más dominio pero sin ocasiones ante un Celta que trató de presionar arriba, sin éxito en el primer cuarto de hora pese a la jerarquía de Jalison para salir desde atrás y la movilidad de Jonathan Bamba. A los 14 minutos, el marfileño le dio un buen pase al noruego Larsen, pero su tiro cruzado lo despejó el luso Rui Silva.

Los sevillanos, con su 'cerebro' Isco Alarcón más desconectado que otras veces y jugadores creativos como Fornals o Ayoze muy desdibujados, intentaron imponerse siempre, aunque les faltó claridad y verticalidad en ataque para poner en apuros a la ordenada defensa de los célticos, que avisaron de nuevo en el 24 con un cabezazo alto de Larsen.

Cinco minutos después llegó la primera opción más o menos con peligro de los béticos, al cabecear desviado el argentino Pezzella un córner, mientras que el Celta siguió a lo suyo, sin prisas, queriendo ganar protagonismo y mirando al área local, como en un remate en el área de Hugo Álvarez, a la salida de un saque de esquina, que bloqueó Miranda.

En la reanudación, Pellegrini reactivó su ataque con la entrada del mediapunta Fekir y del punta congoleño Cédric Bakambu por Ayoze y el brasileño Willian José, que habían estado muy poco participativos, y el Betis, tras no atinar con varios remates en un barullo en el área de Guaita, sacó pronto fruto del mayor empuje con el que salió en esta mitad.

Así, a los 8 minutos del segundo periodo, el lateral Miranda se sacó un remate ajustado con el interior de su zurda, a pase de Bellerín tras una buena apertura a la derecha de Fornals, para batir a Guaita. El 1-0 abrió un escenario nuevo, pues los béticos cedieron terreno a un Celta que apenas generó llegadas claras; y esperaron a armar alguna contra.

Esto dio mucha tranquilidad al Betis, en el que entraron de refresco dos laterales, Ruibal por Bellerín y el brasileño Abner por el goleador Miranda, en tanto que Giráldez metió a Carles Pérez, primero, y seguidamente al canterano Damián y a los argentinos Tadeo Allende y Franco Cervi, pero sin ningún resultado.

El peligro, con salidas rápidas y con mucho criterio en ataque, lo llevó a la portería de Guaita el conjunto del barrio de Heliópolis, que amplió su renta a 6 minutos del final con un gran gol de Fekir, quien paró con el pecho un pase de Isco, omnipresente y talentoso como siempre, quebró a un defensa con la zurda y fusiló con la derecha para hacer el 2-0.

El VAR validó el gol al comprobar que no había fuera de juego, pero el Celta no se rindió, acortó distancias en el tiempo añadido con el undécimo tanto en Liga de Larsen, quien desvió un tiro de Cervi, y luego lo intentó por medio de Carles Pérez, pero no le dio tiempo para más.

- Ficha técnica:

2 - Betis: Rui Silva; Bellerín (Aitor Ruibal, m.70), Pezzella, Chadi Riad, Miranda (Abner, m.75); Guido Rodríguez, Johnny Cardoso; Fornals, Isco (Rodri, m.86), Ayoze (Fekir, m.46); William José (Bakambu, m.46).

1 - Celta: Guaita; Mingueza, Manquillo (Carles Pérez, m.65), Jailson, Carlos Domínguez (Unai Núñez, m.81), Hugo Álvarez (Franco Cervi, m.81); Hugo Sotelo (Damián, m.70), Beltrán; Aspas, Bamba (Allende, m.70); Larsen.

Goles: 1-0, M.53: Miranda. 2-0, M.84: Fekir. 2-1, M.91: Larsen.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonestó al local Pezzella (m.47+).

Incidencias: Partido de la trigésima primera jornada de LaLiga EA Sports, disputado en el estadio Benito Villamarín ante 48.938 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del expresidente del Betis Manuel Ruiz de Lopera, fallecido el 24 de marzo, que fue roto por el beticismo con aplausos y cánticos de recuerdo al antiguo dirigente verdiblanco.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN