El tiempo en: San Fernando
Miércoles 17/04/2024
 

Radio La Isla

El Ayuntamiento de San Fernando penalizará a quienes derrochen agua e incentivará el ahorro

El Ayuntamiento de San Fernando va a poner en marcha nuevas medidas para conseguir aumentar el ahorro en el consumo doméstico del agua como lucha contra la feroz sequía existente que van desde campañas informativas de concienciación a un plan de inversiones en los presupuestos municipales para afrontar esta dura situación. Pero también, entre algunas […]

El Ayuntamiento de San Fernando va a poner en marcha nuevas medidas para conseguir aumentar el ahorro en el consumo doméstico del agua como lucha contra la feroz sequía existente que van desde campañas informativas de concienciación a un plan de inversiones en los presupuestos municipales para afrontar esta dura situación.

Pero también, entre algunas de las medidas que adoptará el municipio está la reestructuración de la ordenanza vigente del servicio de aguas con el fin de incentiva económicamente el ahorro, penalizar a los grandes derrochadores, así como introducir en la nueva normativa la bonificación para las familias que tienen menos recursos ante las constantes subidas de precios. En definitiva, la fórmula, persigue el ahorro de agua castigando a los que la derrochan. Lo detalla a Radio La Isla, el delegado de Desarrollo Sostenible, Fernando López Gil.

Durante estos últimos meses el Ayuntamiento de San Fernando ha conseguido un ahorro de un 20 por ciento en el consumo del líquido elemento en todos sus servicios, mientras que la medida queda muy lejos en el caso de las familias isleñas que sólo se ha situado en un 5 por ciento, muy por debajo de cualquier recomendación.

Detalles del delegado de Desarrollo Económico

el delegado de Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, entró más en profundidad sobre la manera en la que se va a acometer esta reestructuración de la Ordenanza. Así, en primer lugar se va a disminuir el peso de la cuota fija e incrementando el peso que se tiene en el total de la factura de la cuota variable, poniéndose de esta manera más el foco en el consumo.

El cambio también tendrá repercusión en cuanto a los tramos de consumo. Habitualmente hay tres en distintos bloques con un coste mayor en función del incremento del consumo del agua. Pues bien, se va a incrementar la diferencia que hay entre los bloques, especialmente en el tercero que es cuando se produce un consumo excesivo o derroche de agua.

“El reto es muy claro. Quien mantenga un consumo medio básico va a seguir pagando lo mismo en la factura bimensual del agua. Sin embargo, quien consuma los tramos más alto tendrá que pagar bastante más por esa agua”, señala Rodríguez.

Llegados a esta punto, el edil socialista afirma que poder llevar a cabo esta reestructuración ha habido que realizar un ajuste o diferencia de cálculo para aquellas viviendas que no disponen de contador individual, y que tienen que pagar el recibo a través de la comunidad de propietarios. Actualmente se está facturando como un solo contador y, habitualmente, la cantidad a abonar se corresponde con el bloque de consumo más alto. Es por ello que para estos casos se va a llevar a cabo un cálculo de manera distinta para que, independientemente de que exista un solo contador para toda la comunidad, éste se haga de manera individual para cada una de las viviendas.

Además, se van a poner en marcha tarifas sociales para que colectivos como pensionistas, desempleados, personas con discapacidad o mujeres víctimas de violencia de género que tengan una retribución de dos veces menos el Iprem cuenten con una tarifa especial con una reducción importante de lo que pagarían por el agua, al igual que las entidades sin ánimo de lucro.

Con la nueva estructura de tarifas, el consumo doméstico para aquellos domicilios que mantengan un nivel bajo -14 metros cúbicos de agua- sufrirán un leve incremento en la factura bimensual de 0,38 euros. Para el consumo medio -18 metros cúbicos- la subida sería de 0,62 euros cada dos meses. Y en el caso de domicilios que tienen consumo altos -36 metros cúbicos- tendrán un incremento en el recibo bimensual de 2,23 euros. Por último, para consumos muy altos -54 metros cúbicos- sería una subida de 5,74 euros por factura.

En lo que se refiere al consumo industrial y comercial hay tarifas. Para los calificados como bajos que son 30 metros cúbicos de agua cada dos meses la diferencia de facturación sería de 0,82 euros, en consumos medios (60 metros cúbicos) sería de 1,63 euros y para consumos altos (120 metros cúbicos) serían 7,13 euros. Y para los muy altos, 240 metros cúbicos, el incremento sería de 23,25 euros en la tarifa.

Por otro lado, en cuanto a las tarifas sociales y en referencia a las familias numerosas -cinco o más miembros- para que ese impacto de incremento exponencial no sólo no tenga impacto desde el punto de vista negativo, sino más bien al contrario, lo que se plantea es subir el nivel de metros cúbicos a los bloques, pasando a ser de 6 por cada persona conviviente a partir de la quinta que haya en la vivienda. De esta manera, las que tengan un consumo bajo (18 metros cúbicos) tendrán una reducción de 6,89 euros; las de un consumo medio (24 metros cúbicos) sufrirán una bajada de 3,36 euros en la factura; las de consumo altos (48 metros cúbicos) se incrementaría a 6,92 euros; y en el caso de consumo muy altos ese ascenso en la factura sería de 9,48 euros (72 metros cúbicos de agua).

En cuanto a otros colectivos como pensionistas, desempleados o víctimas de violencia de género con la tarifa social en todos los tramos habrá una reducción de la factura con esta reestructuración de la Ordenanza, al igual que para las entidades sin ánimo de lucro, si bien en este último caso solo para las situaciones en la que el consumo sea muy alto (120 metros cúbicos de agua) habría una equiparación y, a partir, de ahí habría un incremento de la tarifa.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN