El tiempo en: San Fernando
Miércoles 29/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Radio La Isla

San Fernando flexibilizará el Peprich para facilitar la actividad comercial en el centro

El Ayuntamiento de San Fernando flexibilizará y actualizará el Plan Especial de Reforma Interior y Protección del Conjunto Histórico (PEPRICH) para facilitar a comerciantes, inversores y promotores de viviendas sus intervenciones sin dejar de preservar y proteger la identidad y patrimonio arquitectónico y urbano de la ciudad. Tras 10 años de vigencia de este documento, […]

Publicidad Ai

El Ayuntamiento de San Fernando flexibilizará y actualizará el Plan Especial de Reforma Interior y Protección del Conjunto Histórico (PEPRICH) para facilitar a comerciantes, inversores y promotores de viviendas sus intervenciones sin dejar de preservar y proteger la identidad y patrimonio arquitectónico y urbano de la ciudad.

Tras 10 años de vigencia de este documento, aprobado por el anterior gobierno, se ha demostrado que debe actualizarse y flexibilizarse. La modificación planteada reflejará las demandas que comerciantes, hosteleros y promotores han ido trasladando al Ayuntamiento durante estos años. Algunas de las exigencias del PEPRICH han quedado desfasadas por el paso del tiempo, otras se han demostrado que eran demasiado exigentes para la llegada de nuevos comercios y la llegada de nuevos materiales, que permite modificar algunas de las exigencias actuales.

“El Plan ha sido una herramienta muy valiosa que nos ha permitido durante los diez últimos años proteger el patrimonio histórico, cultural y arquitectónico del centro de la ciudad”, explica el concejal de Planificación y Gestión Urbana, José Luis Cordero.

Disponer de un documento de protección como el PEPRICH dota a la ciudad de autonomía para tomar la mayoría de las decisiones sobre el casco histórico, lo que en la práctica hace que los trámites sean más rápidos que si la ciudad dependiera para aprobar actuaciones de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía. “Para el Ayuntamiento de durante estos años de vigencia el documento ha podido preservar la identidad de su patrimonio arquitectónico, pero hemos visto también cómo comerciantes y promotores han sufrido algunas exigencias que, siendo de bajo impacto, condicionaban en mucho sus actuaciones y proyectos”, incide el concejal del área.

De ahí su actualización y flexibilización. La norma se adaptará asimismo a la nueva legislación, sustituyendo la referencia a normas ya derogadas; suprimirá la necesidad de que las actuaciones en fachada deban hacerse con «sistemas constructivos tradicionales»; se regulará la instalación puntual de placas conmemorativas sobre paramentos en fachada; flexibilizará el tamaño de huecos en fachada para usos comerciales en las intervenciones y regulará balcones, cornisas y cuerpos volados, todo ello en edificios de nueva planta.

Novedades de la norma

En la nueva norma se suprime la necesidad de dejar patios cuando se trate de edificios comerciales, se permitirá el establecimiento de garajes siempre que se respete la composición de huecos de fachada, suprimiendo las limitaciones de longitud de fachada o se admitirá -previo criterio técnico municipal- ocultar o mimetizar el cableado existente en vez de soterrarlo. “Serán muchas las novedades de esta adaptación, buscando siempre facilitar la llegada de inversión comercial a la ciudad”, avanza Cordero. Así, se admitirá que se incluyan en fachada focos que iluminen terrazas, siempre que queden integrados en ella; además del uso de -junto a la madera- de cualquier otro material que se asemeje a esta en acabado mate y que resulte acorde a los colores en fachada y entorno. Se elimina también la prohibición de superficies comerciales de alimentación de más de 500 m2.

Para facilitar la llegada de inversión residencial se aumenta la densidad de viviendas de 1 viv/90 m2 edif. a 70 m2 edificado. Por otro lado, si un local se adecua a vivienda no computará a efectos de densidad de estar adaptado a los requerimientos de las medidas de accesibilidad. En el caso de los edificios de nueva planta, si es de uso exclusivo comercial, no habrá que dejar patio, ni en plantas exclusivas para dicho uso en edificios compartidos, sí en cambio en las plantas de uso residencial.

“Hemos sido capaces de proteger nuestra identidad y la calidad urbana del centro de una ciudad con tanto peso en la historia como San Fernando y con esta flexibilización vamos a potenciar su capacidad para el desarrollo social, residencial y económico del centro de San Fernando”, puntualiza Cordero.

La modificación de la ordenanza se aprobará inicialmente en los próximos meses, en cuanto se termine el trámite de evaluación ambiental estratégica, actualmente en licitación. Desde el Gobierno municipal se va a impulsar un proceso de participación con esta ordenanza para que los elementos que se introduzcan respondan a las necesidades del tejido empresarial de San Fernando, compartiendo todos el criterio prioritario de proteger nuestro patrimonio y nuestra historia.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN