El tiempo en: San Fernando
Miércoles 17/04/2024
 

Radio La Isla

Nuevo paso para el aparcamiento táctivo previsto entre Falla y la Ronda del Estero en San Fernando

Los Aparcamientos Tácticos, respaldados por la UE, buscan la movilidad sostenible, la reducción de emisión y la menor ocupación posible del espacio púbico por los vehículos, en beneficio de las personas. El primer proyecto es recibido, contando con un presupuesto de 1,6 millones. La red de aparcamientos tácticos es una invitación a dejar el coche […]

Los Aparcamientos Tácticos, respaldados por la UE, buscan la movilidad sostenible, la reducción de emisión y la menor ocupación posible del espacio púbico por los vehículos, en beneficio de las personas. El primer proyecto es recibido, contando con un presupuesto de 1,6 millones.

La red de aparcamientos tácticos es una invitación a dejar el coche y andar. Se enmarca en la nueva estrategia de movilidad sostenible, respaldada por la UE, que permitirá la reducción de emisiones y la menor ocupación del espacio púbico por los vehículos.

La ocupación de la calzada por parte del vehículo privado es una constante en la mayoría de ciudades. El objetivo a alcanzar es una mayor planificación y control del aparcamiento en el espacio público para liberar y recuperar este espacio para las personas, sin obstáculos ni fricciones. La estrategia de lograr que la máxima dotación de plazas de aparcamiento se sitúe fuera de la vía pública, ha convertido a la Red de aparcamientos tácticos en un elemento esencial para el desarrollo del nuevo de modelo urbano en San Fernando.

El proyecto del nuevo aparcamiento en Ronda del Estero a la altura de Falla, asciende a 1,6 millones y se va a realizar en un espacio que en los próximos años va a tener un desarrollo muy destacado, ya que se sitúa junto a la nueva piscina de cubierta que pronto licitará su construcción.

La Red de Aparcamientos Tácticos está definida en la Ordenanza para una Movilidad Amable y Sostenible de San Fernando actualmente en aprobación en su fase final. Los aparcamientos como el de Falla, se pretenden ir desarrollando a lo largo de la ciudad como invitación a dejar el coche y adentrarse a la ciudad andando. Serán municipales, gratuitos, sostenible y con la máxima calidad. La unión europea ha concedido una subvención al Ayuntamiento para que, a través de estos aparcamientos, el espacio público antes invadido por el coche pueda recuperarse para la ciudadanía, por un lado, eliminando progresivamente los aparcamientos en aceras, medianas y centro histórico de la ciudad y, por el otro, con la progresiva derivación de los vehículos a zonas que permitan generando espacios públicos para la ciudadanía.

En líneas generales a través de la red de aparcamientos tácticos el ayuntamiento pretende viabilizar la liberación del tráfico rodado y la presencia de vehículos, reordenar la movilidad y la intermodalidad para el fomento del transporte sostenible y colectivo.

El concejal de Movilidad Sostenible, José Luis Cordero, ha valorado positivamente este paso porque, en cuestión de meses, pueden comenzar unas obras para “ofrecer un lugar cómodo donde aparcar, gratuito y estratégicamente situado para llegar en un corto recorrido a su destino. En otras ciudades se ha podido demostrar que, situando aparcamientos de calidad, bien situados y gratuitos, la invitación a dejar el coche y pasear, se convierte en un estándar de uso y de calidad urbana”.

“Estamos construyendo una ciudad para que en menos de 15 minutos puedas moverte de una esquina a otra de la ciudad y encontrar aparcamiento (táctico e intermodal). Desde estos aparcamientos comienzan los itinerarios peatonales preferentes. La intención es que cada 500 metros tengamos un aparcamiento de esta índole para que el espacio principal de la ciudad esté ocupado por los peatones y no por los vehículos”, según Cordero.

Dentro de la estrategia de movilidad de San Fernando, la Red de Aparcamientos Tácticos busca que disminuir la ocupación del espacio público de la ciudad por parte de los vehículos, en concreto, lo que la UE sostiene en relación a la reducción de emisiones, es que hay que potenciar los vehículos que no contaminen, que se circule el menor tiempo posible y que ocupen el menor espacio público.

UNA INVITACIÓN A ANDAR DE 7.500 m2 Y 160 PLAZAS

Ocupará una superficie más de 7.500 metros cuadrados y 160 plazas de aparcamiento, siendo 142 plazas convencionales, 12 plazas con puntos de carga eléctricos, seis reservadas a personas con movilidad reducida (PMR), 23 para motocicletas y nueve para bicicletas. Los puntos de recarga eléctrica de vehículos híbridos enchufables o eléctricos seguirán siendo gratuitos en los próximos años. Con esta medida iniciada en el aparcamiento abierto en el antiguo solar del IMPI, el ayuntamiento pretende fomentar la compra de este tipo de vehículos menos contaminantes en su estrategia de lograr ser municipio cero emisiones.

El diseño responde a una idea de aparcamiento donde vegetación y las personas comparten un mismo espacio tradicionalmente relacionado al uso exclusivo de vehículos. Una banda de vegetación circunscribe el área de aparcamiento que permitirá albergar especies arbóreas que proporcionen sombra en los itinerarios peatonales perimetrales y que, a su vez, difumine un espacio ocupado esencialmente por vehículos a motor. “Hay que avanzar en nuevos espacios como el que vamos a desarrollar en falla e ir progresivamente convirtiendo las bolsas de aparcamiento existentes de cemento en espacios verdes, amables, sostenibles, accesibles y con sistemas que nos ayuden a reducir emisiones y bajar la temperatura”, ha recordado el edil.

Estos nuevos Aparcamientos Tácticos estarán dotados de un sistema de control digital del estacionamiento que permitirá regular, informar, ordenar y mejorar las condiciones de aparcamiento. Para el control de acceso se han diseñado un sistema formado por sensores de aforo de aparcamiento inalámbrico que detecta las variaciones del campo magnético terrestre que se produce antes el paso de los vehículos por las entrada y salida de un área de estacionamiento, los datos son enviado a la nube donde se procesa para determinar en tiempo real el número de plazas libres o similar.

Una de las actuaciones destinadas a este nuevo concepto de movilidad es el fomento del intercambio modal como son las propuestas de intercambiadores y de aparcamientos de disuasión, que permitan aparca el coche en un radio de acción de 15 minutos caminando.

El total de los proyectos ronda los 5 millones de euros y está financiado en su gran medida por la Unión Europea, a través de los fondos para el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con el fin de mejorar la calidad, eficiencia y la promoción de modos de movilidad sostenible

Para Cavada, este proyecto “va en la línea de los aparcamientos que ya se realizaron en el IMPI, pero en estos casos, tienen una configuración mucho más potente, suponiendo una transformación estética del entorno”. “Nuestro compromiso con la Agenda Urbana y el Plan de Movilidad, se ve reflejado con este proyecto, como ya hicimos aumentando las zonas peatonalizadas,  como el caso del centro en el entorno del Mercado o en la avenida Constitución”, ha concluido Cordero.

 

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN