El tiempo en: San Fernando
Miércoles 17/04/2024
 

Radio La Isla

Navantia entregará la tercera corbeta del programa de Arabia Saudí este próximo domingo

Este próximo domingo 4 de diciembre está previsto que el astillero de Navantia de San Fernando acoja el acto de entrega de la tercera corbeta construida para la Marina Real Saudí, la «Hail», en un acto que como los anteriores se desarrollará en el astillero isleño, encuadrado dentro de la base naval de la Carraca. […]

Este próximo domingo 4 de diciembre está previsto que el astillero de Navantia de San Fernando acoja el acto de entrega de la tercera corbeta construida para la Marina Real Saudí, la «Hail», en un acto que como los anteriores se desarrollará en el astillero isleño, encuadrado dentro de la base naval de la Carraca.

De esta forma se consolida el compromiso de Navantia de seguir entregando aproximadamente cada cuatro meses una de las corbetas del programa compuesto por cinco unidades y donde no se descarta la ampliación a otro nuevo contrato de buques para el país árabe.

El acuerda sellado en su día, recoge que además de la construcción de los barcos habrá el  Apoyo al Ciclo de Vida durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales.

También suma el suministro de servicios, tales como apoyo logístico integrado, adiestramiento operacional y de mantenimiento, suministro de Centros de Formación y Adiestramiento para el Sistema de Combate y Sistema de Control de Plataforma de los buques, el Apoyo al Ciclo de Vida y los sistemas para el mantenimiento de los buques en la Base Naval de Jeddah.

Esta tercera unidad, similar a las dos ya entregadas, tiene una eslora de 104 metros, una manga de 14 y será capaz de transportar a un total de 102 personas entre tripulación y pasaje. Alcanzará una velocidad máxima de 27 nudos (unos 50 kilómetros por hora) y tiene capacidad para llevar a bordo provisiones para 21 días.

Asimismo, está dotada del moderno sistema de combate Catiz, desarrollado por Navantia, que integra un elevado número de sensores y armas, incluyendo  artillería, radares de vigilancia, sensores de guerra electrónica, sónar, enlaces de datos tácticos y sistemas de contramedidas.

El contrato para la construcción de estas cinco corbetas entró en vigor en noviembre de 2018. Esta actuación ha supuesto una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas, 6.000 empleos durante cinco años. De estos, más de 1.100 son empleados directos, más de 1.800 empleados de industria colaboradora (participan más de un centenar de empresas) y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN