El tiempo en: San Fernando
21/04/2024
 

Radio La Isla

Los institutos de La Isla conmemoran el 8M con exposiciones y lecturas de manifiestos

Los institutos de San Fernando han acaparado las actividades conmemorativas entorno al 8M. Exposiciones como “la ruta violeta” en el IES Jorge Juan, murales realizados por los alumnos e incluso eventos deportivos, están formando parte de toda una semana de programas organizados entorno al Día Internacional de la Mujer. Al mediodía, el IES Sancti Petri, […]

Los institutos de San Fernando han acaparado las actividades conmemorativas entorno al 8M. Exposiciones como “la ruta violeta” en el IES Jorge Juan, murales realizados por los alumnos e incluso eventos deportivos, están formando parte de toda una semana de programas organizados entorno al Día Internacional de la Mujer. Al mediodía, el IES Sancti Petri, ha acogido la lectura de un manifiesto por parte de la alcaldesa Patricia Cavada, donde ha dejado claro que “en un día como hoy, la lucha por la igualdad tiene el objetivo de cambiar el sistema desde la educación, para reivindicar la equiparación de derechos entre mujeres y hombres”.

Manifiesto por el 8M leído por Patricia Cavada

Hoy, con motivo de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, que coincide con el 15 aniversario de la aprobación en España de la Ley que promueve la igualdad efectiva de mujeres y hombres, la ciudad de San Fernando quiere hacer esta Declaración Institucional para reconocer los avances alcanzados, recordar los retos aún pendientes y alertar sobre los peligros que acechan los logros conseguidos.

El 15 de marzo de 2007, el Congreso de los Diputados aprobaba una ley que buscaba el derecho de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, dirigida a combatir la discriminación por razón de sexo y a promover la igualdad real entre mujeres y hombres, eliminando los obstáculos y estereotipos sociales que impiden alcanzarla.

Una acción que ha permitido que, hoy en día, hayamos normalizando conceptos como corresponsabilidad y conciliación, lenguaje no sexista, plan de igualdad, permiso de paternidad o protección frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo, y que su defensa y disfrute sean reconocidos y respetados tanto por los sectores públicos y privados como por la ciudadanía, y reconocidos más allá de nuestras fronteras como ejemplo.

España está a la vanguardia de la igualdad real entre mujeres y hombres y a pesar de ello, el camino se mueve entre los avances y las promesas y entre la consolidación y el riesgo. Porque que los logros se afiancen depende de la determinación incansable de quienes defienden la igualdad de género como un derecho humano reconocido universalmente, necesario para el bienestar, el crecimiento económico, la prosperidad, la buena gobernanza, la paz y la seguridad.

Sin embargo, como ya alertó Naciones Unidas en 2020, la crisis originada como consecuencia de la pandemia por el COVID-19 ha amenazado el progreso logrado en materia de igualdad de género y de derechos de las mujeres.

La crisis económica y la emergencia sanitaria han impactado de forma más dura en mujeres que en hombres, levantando nuevas barreras para construir economías inclusivas, provocado el retroceso en algunos avances hacia la paridad conseguidos antes de la pandemia, principalmente en los ámbitos laboral y doméstico.

Tenemos claro que la recuperación debe tener en cuenta la perspectiva de género para responder al compromiso de avanzar en la reconstrucción con más equidad. No podemos mirar hacia otro lado cuando, desde marzo de 2020, las mujeres hemos sufrido pérdidas desmesuradas de empleo e ingresos, sobre todo porque somos mayoría en los sectores más afectados por la crisis.

Por eso, es necesario salvaguardar los logros conseguidos y acelerar en la promoción de la igualdad de género como una prioridad para avanzar en el progreso.

Es por ello por lo que desde San Fernando queremos reconocer:

– Todas las manifestaciones que reclaman igualdad de derechos y responsabilidades para hombres y mujeres como propias.

– Que la inclusión es parte del proceso de mejora de la sociedad.

– Que la pandemia está ocasionando un impacto negativo en los derechos de las mujeres y alertamos sobre las consecuencias que este retroceso supondrá para las generaciones futuras.

– Que la inversión de la paridad de género en los puestos de liderazgo impulsará la participación de las mujeres en puestos de toma de decisiones.

– Que el trabajo de cuidado no remunerado es un pilar fundamental de la respuesta a la pandemia y como tal, debe ser visibilizado y valorado. Las labores de cuidado son fundamentales para la economía y la sociedad y, por tanto, deben ser consideradas como sector generador de empleo.

– Que es necesario intensificar los esfuerzos para fomentar el empleo y el emprendimiento, la educación para la igualdad de oportunidades, y la incorporación de las mujeres a la sociedad de la información.

Desde San Fernando alzamos hoy la voz, precisamente desde un centro educativo, para recordar que la lucha por la igualdad tiene el claro objetivo de cambiar el sistema, y que vamos a utilizar todas las herramientas a nuestro alcance, sobre todo la educación, para reivindicar con más fuerza que nunca esa equiparación de derechos entre mujeres y hombres frente a quienes atacan, vulneran o niegan el feminismo, que es un profundo valor democrático que ha supuesto la libertad de las mujeres en el mundo.

Porque la igualdad de género no es una cuestión de un día, ni de un mes, debe ser un compromiso ineludible de toda la ciudadanía en su conjunto y porque el 8 de marzo debe consolidar lo alcanzado para poder seguir andando caminos de igualdad entre todos y todas.

Hoy en San Fernando hacemos este reconocimiento a la fuerza conjunta de las mujeres en el trabajo compartido, en la lucha de todas por hacer valer sus derechos.

Somos un grito global, uno que viene de lejos; nuestra lucha es la de todas en todas las partes del mundo.

Porque somos el reflejo de nuestras ancestras. Esas mujeres que abrieron brecha, las pioneras en la ciencia, la política, la literatura, o la pintura. Pero también nuestras madres y abuelas, nuestra médica, nuestra profesora. Ellas nos han hecho ser las mujeres que somos.

Usaremos esa fuerza y esa herencia para mejorar la vida de todas las mujeres.

Somos el reflejo de todas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN