CCOO e IU no descartan llevar a fiscalía la situación de la Residencia de Cruz Roja con la Covid-19

Escrito por el 18/06/2020

En una nota, el sindicato provincial de CCOO, manifiesta que le preocupa enormemente la valoración de la dirección de la Residencia de la Cruz Roja de San Fernando, trasladada en sus múltiples notas de prensa en la que se congratula de que sus actuaciones desde el primer momento han sido las correctas y  su decisión de volver a la normalidad al contrario que muchas residencias de la provincia.

Para el sindicato lo más preocupante es el balance positivo de la dirección afirmando que las medidas tomadas desde un primer momento han demostrado su eficacia y más preocupación nos produce recordando que desde diciembre del pasado año CCOO tiene denuncias presentadas en la inspección de trabajo por la falta de medidas de seguridad para la prevención de riesgos biológicos en la residencia.

«La dirección no ha tardado un segundo en aprovechar la suspendido del control por parte de las autoridades sanitarias con la medicalización del centro, para suspender el lavado de uniformes, recortar la plantilla y eliminar las medidas preventivas establecidas por la autoridad sanitaria», asegura en un comunicado.

La dirección de Cruz Roja en el comité de seguridad y salud se ha venido negando sistemáticamente a aplicar las medidas propuestas por CCOO para disminuir riesgos biológicos. Concretamente exigíamos para el personal taquillas suficientes, ya que las mujeres trabajadoras del centro estaban en la obligación de compartirlas con sus compañeras, al contrario que sus compañeros masculinos, teniendo que mezclar su ropa de calle con la del trabajo y con la de todas sus compañeras. Además planteamos que el lavado de los uniformes se hiciera a cargo de la empresa para garantizar una correcta desinfección, añaden.

También asegura CCOO, que hoy, varios meses después y vistas las consecuencias, estamos seguros de que con estas medidas, y con decisiones sensatas, el paso del virus por la residencia habría causado menos estragos.

«Tenemos datos de que la empresa tenía conocimiento de la presencia del virus en la residencia con varios días de antelación al inicio de la puesta en práctica de medidas de prevención de los contagios. Esta posibilidad podría constituir una grave negligencia de consecuencias fatales. Ambas organizaciones entienden que esto debe ser puesto en conocimiento de la fiscalía para que inicie investigación de los hechos», explica a Radio La Isla Antonio Aroca, responsable del sector privado de CCOO.

Recordamos que el pasado día 15 de marzo la dirección del centro prohibió a los trabajadores el uso de mascarillas que habían sido recomendadas por el personal sanitario del centro, al mismo tiempo prohibió al personal de lavandería el lavado de los uniformes del personal, obligando a cada trabajador a llevarse el uniforme a su casa aumentando los riesgos de entrada del virus en la residencia. Antonio Aroca, de CCOO.

Sospechamos que en ese día ya tenían conocimiento de que una trabajadora del centro que había estado en contacto con los residentes, ya que fue la propia dirección quien ordenó a la trabajadora que abandonase el centro por presentar síntomas compatibles con la infección por coronavirus.

¿Es posible que la decisión de no tomar medidas recomendadas por el ministerio en caso de posible contacto sea la responsable de la incidencia del virus en esta residencia, donde el número de fallecidos podría triplicar la cifra de 9 fallecidos comunicados por la dirección del centro?, esto lo que tendrá que decidir la fiscalía, explica Antonio Aroca.

La dirección del centro lleva días en una campaña de lavado de imagen, da por extinguido el virus en la residencia y en base a esta consideración, anula todas las medidas que había sido obligada a adoptar tras la medicalización de la residencia, estas medidas consistían entre otras en un aumento de la plantilla, sectorización de los residentes en base a su situación covid,  lavado de uniformes y facilitar EPI a sus trabajadores.

No se queda en esto la dirección, recientemente en lugar de agradecer y valorar el trabajo del personal que ha puesto en riesgo su salud permaneciendo en primera línea de batalla frente al virus, ha decidido sancionar a cerca de 20 trabajadores con hasta veintinueve días sin empleo y sueldo por realizar uno de los miles de videos que han circulado durante el estado de alarma para transmitir a la población un mensaje de tranquilidad a través de canciones y bailes con mensajes positivos. Solo esta decisión hace entender el por qué los trabajadores de la residencia no se atreven a denunciar esta situación.

La dirección del centro basa su autoridad en continuas sanciones y amenazas en un centro donde mayoría son mujeres que dependen de su sueldo para mantener a su familia, con salarios que no llegan a los mil euros y que en caso de no percibirlos, pasan muchas necesidades.

Nos preocupa que sea esta misma dirección la que se responsabilice de la desescalada en el centro, precipitando la vuelta a la normalidad, más aun, cuando las primeras decisiones que toma es volver a obligar al personal al lavado de los uniformes de trabajo en sus domicilios y el despido de varios trabajadores, muchos de ellos con contratos indefinidos en pleno estado de alarma, saltándose de nuevo la ley que establece que no se podrán suspender contrataciones en este periodo en que se necesita más bien un refuerzo de personal.

La afirmación de la dirección que da por superada la crisis y el balance que realizan, que considera que las medidas tomadas desde el principio han demostrado su eficacia, son verdaderamente preocupantes, puesto que están condenados a cometer los mismos errores.

CCOO lamenta que se haya usado a los familiares de los residentes en el lavado de imagen de la dirección, afirmando su apoyo desde el primer momento, su agradecimiento por la comunicación e información puntual de la situación y evolución de los casos y la confianza por su gestión. No siendo este, el mensaje que nos transmiten muchos de los familiares de los residentes del centro. En todo caso ha sido el contrario.

Según los datos que publica la dirección del centro, 72 residentes han enfermado y 9 han fallecido por covid, sin embargo, durante el estado de alarma, en esta residencia han fallecido casi 30 usuarios en total,  pero no son tenidos en cuenta ya que no se les ha realizado el test COVID postmorten a todos.

Casi la mitad de los mayores que viven en la residencia Cruz Roja han enfermado, una cifra especialmente elevada que ha convertido a esta residencia en el foco más preocupante de contagio que se ha dado en la localidad isleña y que han convertido a San Fernando en la segunda ciudad de la provincia en número de contagios. ¿Podría haberse evitado?

CCOO traslada a las autoridades sanitarias su petición de que cumpla con su obligación de velar por la salud de los residentes de la Residencia Cruz roja y a la fiscalía su denuncia para que investigue la gestión de la pandemia en la residencia.

Posición de IU en la provincia de Cádiz

La formación política manifiesta que el encuentro mantenido se produjo con la intención de aclarar y de poner encima de la mesa todos los datos y asuntos sobre protocolos desarrollados en dicha residencia donde, según los datos oficiales de la dirección del centro, 72 residentes enfermaron y se produjeron 9 fallecimientos por Covid19.  Sin embargo, los datos que maneja el sindicato hablan de que, durante el estado de alarma, en esta residencia han fallecido casi 30 usuarios en total, “pero no son tenidos en cuenta, ya que no se les ha realizado el test Covid portmorten a todos”.

Por otra parte, según los datos trasladados por los responsables de CCOO a IU, ya a finales del año pasado se denunciaron por parte del comité de empresa ante la Inspección de Trabajo, los reiterados incumplimientos en materia de salud laboral y de prevención de riesgos laborales ante las medidas solicitadas al centro para evitar riesgos de contagios biológicos. Ambas partes coincidieron en apuntar que, a la vista de los datos, todo apunta a que la dirección no actuó con la diligencia necesaria y que, precisamente, esta tardanza, podría haber empeorado la situación que más tarde se produjo.

“Es indudable que el nivel de contagios producidos, donde se ha alcanzado al menos, al 48% de residentes y 13 trabajadores, no responde a una intervención desde el minuto uno por parte de la dirección del centro”, plantea el adjunto a Organización de IU Cádiz, Samuel Versaci. Por ello, IU no descarta “elevar la situación de esta, al igual que otras residencias de la provincia, a otras instancias si fuera necesario, para conocer si ha existido negligencia grave hacia los residentes o trabajadores del Centro de Mayores Cruz Roja de San Fernando”, apunta el responsable de IU y secretario provincial del PCA.

Asimismo, IU considera “muy graves” las denuncias realizadas por CCOO sobre una supuesta coacción a los trabajadores por parte de la dirección del centro, además de las numerosas deficiencias en protocolos de seguridad e higiene, como el lavado de uniformes a cargo de cada trabajador, la ausencia de taquillas individualizadas o la prohibición del uso de mascarillas a los trabajadores en días previos al estado de alarma, cuando, según el sindicato, ya se disponían de datos en el centro sobre la presencia del virus.

A dicho encuentro asistieron, el secretario general de Sanidad de CCOO, Felipe Barrio, junto a Antonio Aroca, Paula Sanz y Rosario Robles, responsables de la federación de Sanidad de CCOO, así como el coordinador local de IU La Isla, Gonzalo Alías, además de Samuel Versaci.


RADIO LA ISLA 107.4 FM

107.4 FM

Canción actual

Title

Artist

Background