El tiempo en: San Fernando
Miércoles 17/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

La BBC suspende su alianza con una cadena turca por "interferencias" en su programación habitual

Esta decisión se ha producido después de que la cadena NTV suspendiera la emisión de la edición en turco del programa de la BBC 'World Agenda'

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai

La cadena británica BBC ha suspendido este viernes su alianza con la cadena turca NTV por "interferencias" en su programación habitual, en un momento en el que la libertad de prensa se está viendo cuestionada por la cobertura de las manifestaciones contra el Gobierno realizada por los medios en Turquía.

   "Cualquier interferencia en la emisión de la BBC es totalmente inaceptable y, en un momento de considerable preocupación internacional sobre la situación en Turquía, el servicio imparcial de la BBC para la audiencia es vital", destaca el director de la cadena británica, Peter Horrocks, en un comunicado.

   Esta decisión se ha producido después de que la cadena NTV suspendiera la emisión de la edición en turco del programa de la BBC 'World Agenda', según especifica la cadena británica, que anula el acuerdo comercial "con efecto inmediato". Tras esta decisión, la BBC continuará emitiendo su programación a través de su web turca.

   El Consejo Supremo de Radio y Televisión de Turquía ha multado esta semana a cuatro cadenas turcas por retransmitir en directo las protestas que están teniendo lugar en el parque Gezi, en Estambul.

   En la sentencia contra las canales Halk TV, Ulusal TV, Cem Tv y EM TV, el órgano supervisor argumenta que la retransmisión de estas imágenes estaban "hiriendo el desarrollo mental, moral y físico de los niños y los jóvenes".

   Gran parte de los medios han sido vilipendiados por la cobertura de las manifestaciones, a las que no dieron cabida en sus principales espacios informativos hasta que transcurrió casi una semana. Las principales televisiones de Turquía, sin embargo, proseguían con su programación habitual.

   Los jóvenes, como alternativa, están acudiendo a las redes sociales, principalmente Twitter, para informarse sobre las protestas. Tal ha sido la movilización a través de las redes sociales que el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, calificó de "amenaza" nacional a Twitter y el responsable de prensa del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP), Ali Sahin, alertó de que un mensaje en Twitter puede ser "mucho más peligroso que un coche bomba".

   La censura gubernamental no se ha ceñido a los medios turcos. Dos periodistas canadienses fueron arrestados por la Policía turca el pasado miércoles cuando cubrían las manifestaciones que se estaban desarrollando en la plaza Taksim, escenario de los choques más violentos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes. Los dos fueron retenidos durante todo el día del miércoles.

   El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por su siglas en inglés), en su informe anual, situó a Turquía como el país que mantiene al mayor número de periodistas encarcelados con un total de 49 profesionales.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN