El tiempo en: San Fernando
Jueves 18/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

El presidente de la BBC ayudó a Johnson a obtener un crédito, según The Times

Johnson tenía dificultades para sufragar sus gastos con el sueldo de primer ministro -unas 165.000 libras o 188.000 euros-

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Boris Johnson. -

El presidente de la cadena pública británica BBC, Richard Sharp, ayudó al ex primer ministro Boris Johnson a obtener garantías para un crédito de hasta 800.000 libras (911.000 euros) semanas antes de que el entonces jefe de Gobierno le recomendara para el cargo, revela este domingo "The Sunday Times". 

Sharp, antiguo directivo del banco Goldman Sachs y asesor de Johnson durante su etapa como alcalde de Londres, presentó al millonario canadiense Sam Blyth al entonces secretario del gabinete de Gobierno, Simon Case, para que abordaran la cuestión del crédito, según el diario. 

Tanto Sharp como Blyth habían participado en una cena a finales de 2020 en la que analizaron fórmulas para sufragar los problemas financieros de Johnson, que tenía dificultades para sufragar sus gastos con el sueldo de primer ministro -unas 165.000 libras o 188.000 euros-. 

El exmandatario conservador, que tiene siete hijos reconocidos con tres mujeres, afrontaba gastos de manutención tras haberse divorciado a principios de ese año y estaba redecorando la residencia oficial de Downing Street. 

Blyth se ofreció para actuar como garante de un crédito para el primer ministro y el actual presidente de la BBC, que ha donado además 400.000 libras al Partido Conservador (455.000 euros), actuó como intermediario, aunque no lo mencionó al presentarse para un cargo que requiere declarar cualquier "conflicto de intereses". 

"No existe conflicto porque simplemente conecté, a petición suya, al señor Blyth con el secretario del gabinete y no estuve involucrado de ninguna otra manera", afirmó el presidente de la cadena pública a "The Sunday Times".

Un portavoz del ex primer ministro declaró por su parte al diario que "Richard Sharp nunca ha ofrecido consejo financiero alguno a Boris Johnson, ni Johnson le ha pedido ningún consejo financiero". 

El Partido Laborista ha demandado a la Comisión de Estándares Parlamentarios una "investigación urgente" al considerar que los cargos públicos "no deberían situarse bajo ninguna obligación financiera o de otra naturaleza respecto a individuos u organizaciones externas que puedan influir en el desempeño de sus tareas oficiales".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN