El tiempo en: San Fernando
Jueves 23/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Absit Invidia

Gibraltar ahora

El contencioso sobre Gibraltar se ha modernizado. La polémica ya no está en quienes hablan sino en qué se acuerda

Publicado: 19/04/2024 ·
17:41
· Actualizado: 19/04/2024 · 17:41
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El ministro Albares debe recordar el dicho anglosajón. -
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

La abrupta salida del Reino Unido de la Unión Europea dejó Gibraltar en tenguerengue. Ocho años después del Brexit -rechazado con sus votos por los gibraltareños-, se da por hecho un acuerdo político entre Bruselas, Madrid, Londres y Gibraltar en el marco de un nuevo formato -el enésimo- de negociación.

La historia del Peñón es también la crónica de sus mesas de diálogo. Han existido para todos los gustos y disgustos. Atrás quedó el tiempo en el que España rechazaba sentarse a negociar con el inquilino del número 6 de Convent Place hasta que el ministro Miguel Ángel Moratinos admitiera la fórmula dos banderas, tres voces para establecer un foro tripartito de cooperación. Fue el 18 de septiembre de 2006 en Córdoba. A partir de ahí, la lógica presencia de las autoridades gibraltareñas en el foro de diálogo que dilucide su futuro se ha corroborado cuando el pasado 12 de abril el ministro principal Fabian Picardo compartió mesa en Bruselas con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea y los ministros de Asuntos Exteriores de España y el Reino Unido.

Vista del Peñón de Gibraltar.

El contencioso se ha modernizado. La polémica ya no está en quiénes hablan sino en el qué se acuerda aunque siempre he echado de menos una representación empoderada de las autoridades del Campo de Gibraltar en ese o cualquier otro foro de diálogo que determine el futuro del Peñón y su entorno. Hubo algún intento en la década de los noventa integrando al presidente de la Mancomunidad de Municipios -entonces José Carracao- y los alcaldes de La Línea y San Roque en una comisión interministerial, pero sin apenas recorrido.

Igualmente, añoro un papel representativo del Gobierno andaluz simplemente por cortesía institucional y porque es probable que algunos asuntos afecten a competencias de la administración autonómica. Ahora, tras el acuerdo político alcanzado hace unos días en la capital europea, hay que poner en negro sobre blanco el pacto que afectaría al “aeropuerto, bienes y movilidad”, según recoge el comunicado conjunto. Hay un refrán de origen anglosajón que dice: el diablo está en el detalle. No lo deben olvidar los diplomáticos españoles a la hora de escrudiñar el texto final del acuerdo que aseguraría, dice el documento, un futuro de prosperidad para toda la región, una región -el Campo de Gibraltar- a la que aún le cuesta creerlo.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN