El tiempo en: San Fernando
Martes 25/06/2024
 

Granada

El juez autoriza enterrar a los niños asesinados en Huétor Tájar ante la mejoría del padre

La medida coincide con el final de las pruebas forenses y el informe de la autopsia de los dos menores, resultados que se mantendrán bajo secreto

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Féretro. -

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Loja, encargado de investigar el crimen de dos hermanos menores presuntamente asesinados por su abuelo materno en Huétor Tájar, ha autorizado el entierro de las víctimas, que será previsiblemente este jueves ante la mejoría del padre, que sigue hospitalizado.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado a EFE de que el juzgado instructor, que este lunes acordó mantener durante un mes el secreto sobre las actuaciones, ha dado hoy la autorización para el traslado y entierro de las víctimas.

La medida coincide con el final de las pruebas forenses y el informe de la autopsia de los dos menores, resultados que se mantendrán bajo secreto.

El sepelio de los dos menores se producirá previsiblemente mañana, jueves, ante la mejoría de su padre, que continúa ingresado con pronóstico reservado en un hospital de Granada, según han confirmado fuentes sanitarias.

Fuentes cercanas a la familia han apuntado que el abuelo, presuntamente responsable del doble crimen, será incinerado esta tarde en el tanatorio de Loja.

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada de este lunes cuando un hombre de 72 años mató en su vivienda de Huétor Tájar a sus dos nietos, de 10 y 13 años, y se suicidó con una escopeta de caza después de haber permanecido toda la noche atrincherado con ellos.

El septuagenario se encerró con los niños en su vivienda dos meses después del trágico accidente que sufrió en Loja cuando conducía con su esposa, su única hija y los nietos, un choque en el que murieron las dos mujeres.

El presunto homicida y su mujer vivían en el mismo edificio que la hija y su familia, un inmueble que él mismo había construido para permanecer unidos.

Vecinos de la familia han detallado que el domingo por la tarde el hombre discutió con su yerno porque él le comentó su intención de mudarse y alejarse de la casa en la que había convivido con la que fue su mujer por el dolor que le generaban los recuerdos.

Huétor Tájar, un municipio de unos 10.000 vecinos del Poniente granadino, vive su tercer día de luto oficial, una señal de duelo decretada por el Ayuntamiento, que ha pedido que se respete la intimidad de la familia de los fallecidos para no generar más dolor. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN