El tiempo en: San Fernando
Lunes 15/07/2024
 

Andalucía

La izquierda de Francia promete una subida masiva de salarios, "como en España"

Según Vallaud, el actual Ejecutivo "ha fracasado" como lo prueba que "ha sido sancionado por las agencias de calificación"

  • París. -

La nueva coalición de los partidos de izquierda que se presenta a las elecciones legislativas en Francia prometió este jueves una subida "masiva" de los salarios para reactivar la economía con el consumo y, para demostrar que ese modelo funciona ante la patronal, se refirió al caso español.

El diputado socialista Boris Vallaud, que presentó el programa del Nuevo Frente Popular junto a Éric Cocquerel, de La Francia Insumisa (LFI), en una sesión organizada por las principales organizaciones patronales con todos los grandes bloques políticos, insistió en que quieren romper con la acción del Gobierno del presidente francés, el liberal Emmanuel Macron.

Según Vallaud, el actual Ejecutivo "ha fracasado" como lo prueba que "ha sido sancionado por las agencias de calificación" que han empezado a rebajar la nota de la deuda pública por el elevado nivel de déficit (un 5,5 % del producto interior bruto en 2023) y por la Comisión Europea, que el miércoles abrió un procedimiento por déficit excesivo a Francia, como a otros países miembros.

Frente a la estrategia de Macron, Vallaud dijo que si gana la izquierda en los comicios legislativos del 30 de junio y el 7 de julio su intención es "poner el Estado en el centro de la economía", que sería el encargado de "arrastrar al conjunto" de los sectores.

El objetivo es "un relanzamiento keynesiano" que se basaría en un "una reactivación salarial masiva, como en España", indicó, antes de explicar a los empresarios reunidos en una sala de espectáculos del centro de París que el aumento del consumo que induciría un incremento de las carteras de pedidos para sus compañías.

Uno de los puntos centrales del programa del nuevo Frente Popular, y de los que más críticas ha suscitado por parte de la patronal, es precisamente el incremento del salario mínimo a 1.600 euros netos mensuales (ahora es de casi 1.400) y la indexación de los salarios con la inflación.

El diputado socialista afirmó que compensarían con ayudas públicas los costos adicionales que eso tendría para las pymes, y señaló que la izquierda propone "un proteccionismo social y medioambiental en las fronteras de Europa" para proteger la producción respecto a las importaciones.

Cocquerel, quien representa el ala más radical del Frente Popular, también trató de desactivar la gran preocupación que ha mostrado la patronal por sus propuestas afirmando que no contemplan "una explosión del déficit" porque buena parte del incremento del gasto se financiaría con un crecimiento económico mayor.

No obstante, avanzó que pretenden "discutir" la regla del techo de déficit del 3 % de producto interior bruto (PIB), que establece el Pacto de Estabilidad de la Unión Europea, y aunque descartan la salida de Francia de la zona euro, sí que pretenden renegociar esos acuerdos haciendo valer la fuerza de Francia y su influencia: "Tenemos un peso y tendremos aliados".

A ese respecto, hizo hincapié en que el presidente estadounidense, Joe Biden, ha relegado la urgencia del recorte del déficit público por detrás de otras prioridades como el programa IRA de ayudas masivas a la producción y para la descarbonización de la economía.

Respecto a las subidas de impuestos que la coalición de izquierda ha programado para compensar en parte el aumento del gasto público, Vallaud insistió en que lo esencial del esfuerzo no lo tendrán que hacer las empresas, sino los más ricos, con el restablecimiento del llamado Impuesto sobre la Fortuna (ISF) que podría tener un tipo del 1-2 %.

Se trata -concluyó- de corregir la situación actual en que "las clases medias pagan los impuestos que no pagan los multimillonarios". 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN