El tiempo en: San Fernando
Jueves 18/07/2024
 

Sevilla

“El personaje de Lola siempre será muy especial para mí”

La actriz sevillana Carmen Escudero nos cuenta su primera experiencia de rodaje en una ficción cinematográfica de la mano de Pau Teixidor y su ‘Alumbramiento'

  • Carmen Escuredo en la película. -
  • ‘Alumbramiento’ se estrena este miércoles, 19 de junio, en salas comerciales

Un simple vistazo al bagaje artístico en cine y teatro de la joven Carmen Escudero (Los Palacios y Villafranca, Sevilla, 1999) nos pone sobre la pista de que la versatilidad es su mejor tarjeta de presentación. Y es que desde muy niña sintió que necesitaba múltiples formas de expresarse. “Desde muy pequeña he tenido una inquietud artística muy fuerte, siempre estaba bailando, cantando, componiendo canciones u organizando pequeñas obras de teatro con mis hermanos para mis padres, que afortunadamente siempre me animaban a hacer lo que me gustaba”, rememora la joven sevillana en el preámbulo de esta entrevista. Así, la danza, el baile flamenco, el cante y la expresión corporal ahondan y afianzan a cada paso su capacidad interpretativa a la hora de enfrentarse cara a cara con el público o la cámara.

Si la última vez que pasó por estas páginas fue para que nos contara su experiencia a la hora de encarnar en el teatro el personaje El Duende de La cabeza del dragón, de Valle-Inclán, una obra producida por el Centro Dramático Nacional y representada María Guerrero de Madrid, en esta ocasión es con motivo de su participación en el premiado elenco femenino del filme Alumbramiento, de Pau Teixidor, a pocos días de su estreno.

La película, que formó parte del BCN Film Festival 2024, fue reconocida a la Mejor Dirección y a la Mejor Actriz para todo el elenco de actrices. Aprovechamos para darte la enhorabuena. ¿Podrías contarnos cómo ha sido la experiencia de vivir este festival?

–¡Muchísimas gracias! El festival fue como un sueño. Pude estar con mis compañeras, disfruté muchísimo las entrevistas, mis representantes me acompañaron en todo momento y vi la película por primera vez. Además de todos estos regalos, que reconozcan tu trabajo junto a tus compañeras y amigas, no tiene precio. Barcelona es una ciudad maravillosa y el Festival está muy bien organizado, todo el equipo es un encanto y me sentí muy afortunada de poder estar allí y vivirlo.

Inspirada en hechos reales cuenta la historia de cinco chicas adolescentes que se ven obligadas a ser internadas en Peña Grande, un reformatorio para chicas embarazadas en la España de 1982. ¿Cómo ha sido interpretar a Lola? ¿Cómo te enfrentas a la preparación del personaje?

–Personalmente, interpretar a Lola ha sido un aprendizaje brutal. Afortunadamente, yo, como mujer, tengo muchos más derechos que aquellas jóvenes de hace sólo 40 años, aunque aún queda muchísimo por hacer, si a mí me pasara algo así ahora, viviría una situación muy diferente. Mucha documentación que investigaba o leía, o la  información que Pau nos mandaba, me dejaba helada. ¿Cómo pudieron pasar por algo tan terrorífico y cruel estas chicas, que no hicieron nada malo?

Carmen Escuredo.

Profesionalmente, para una actriz que ama su trabajo, es una fortuna poder dar tu cuerpo, tu mente y tu alma a un personaje tan interesante, con un conflicto y una fuerza enormes. Es un reto, pero me encantó preparar el personaje a partir de las vivencias reales de tantas mujeres. En todo momento sentí y supe que estaba haciendo algo valioso e importante.
¿Cómo definirías la personalidad de tu personaje?

–Lola es luz. Es valentía, fuerza, fuego y pasión. Es amiga y madre de sus compañeras. Es protectora y fiel. Es rebelde y quiere proteger su libertad por encima de todo. Lola también tiene miedo y es demasiado joven para todo lo que tiene que vivir, pero tiene el coraje y la rabia suficiente para soportar eso y más. También es sensible y dulce, aunque se haga la dura delante de la gente, para protegerse.  Pero Lola, sobre todo, es un regalo, es el personaje que me han dejado interpretar en mi primera película y siempre será muy especial para mí.

¿Qué nos puedes decir de cómo ha sido trabajar con el equipo de Aquí y Allí Films? ¿Y con el resto del elenco?

–El equipo nos cuidó con un cariño que nunca olvidaré. En momentos de nervios, de dudas en el rodaje, de estrés, siempre estaban ahí para lo que necesitáramos. Formamos un gran equipo y conocí a gente maravillosa. Y al resto del elenco ya lo considero mi familia. Por la manera en la que las chicas congeniamos, parecía que nos conociéramos de toda la vida. Todas compartimos la ilusión de un primer proyecto y eso nos hizo trabajar duro y en equipo, ayudándonos en todo las unas a las otras, cuidándonos y compartiendo todo. No hubo momentos malos ni problemas de compañerismo en ningún momento, solo risas y mucho mucho muchísimo amor. Tengo que decir que fue muy fácil trabajar con todas porque son maravillosas, humildes, trabajadoras y unas actrices increíbles.

¿Cómo ha sido trabajar con Pau Teixidor?

–Pau es un encanto. Es bueno, humilde, generoso, amable y cercano. Desde el principio nos transmitió una ilusión por el proyecto que hizo de esta experiencia un viaje inolvidable. Siempre le agradeceré que apostara por actrices con menos experiencia pero con muchísimas ganas de trabajar, porque no es algo común, y esa confianza total que depositó en nosotras es digna de admirar y agradecer. He aprendido muchísimo de él. Sobre todo a no rendirte y a saber adaptarte a los problemas, a confiar en los demás y en uno mismo, a tomarte las cosas con humor y a disfrutar siempre del proceso. Ojalá pueda trabajar muchísimas veces más con él. Espero que se valore su talento y trabajo, porque vale muchísimo y nos ha hecho a todos un regalo enorme con este proyecto.

¿Qué temas son los que aborda ‘Alumbramiento’?

Alumbramiento habla de la libertad, la falta y la búsqueda de ella. Habla del amor, de la pérdida del amor, en todas sus formas, y también del encuentro con éste. Habla de la amistad, la sororidad entre mujeres, y la necesidad de apoyo y amor que tenemos todas las personas. Habla de un pasado que ha sido tapado. De darle a unas mujeres olvidadas la oportunidad de que el mundo las conozca y poder contar su historia. Habla del pasado para que no se repita en el presente. Habla del abuso de poder, la violación de derechos humanos, la creencia de superioridad  moral, la crueldad de lo seres humanos. Decir esto me ha emocionado. Alumbramiento es muy necesaria y por fin va a salir a la luz

¿Danos algunas razones por las que crees que el público debería ver la película?

–Porque conocer la historia pasada es una responsabilidad como ciudadanos, y un ejercicio de empatía para con otras personas. Porque la mente se abre cuando cultivamos nuestro ser con nuevas historias y experiencias. Y porque hay mucha gente que va a sanar sus heridas  con esta película y agradecerá el apoyo y la conciencia social que se genere cuando la gente la vea.

A muchos jóvenes intérpretes que estén leyendo esto les gustaría saber cómo accediste al casting y cómo fue el proceso hasta formar parte del proyecto.

–En primer lugar, decir que me llegó un selftape, o prueba grabada a través de mis representantes, LIS Representantes, agencia formada por Beatriz Rojas y Antonio Mondéjar, a los que quiero agradecer desde aquí todo su trabajo y las oportunidades que estoy recibiendo a través de ellos. Además de acompañarme con tanto cariño y apoyo. La primera prueba consistió en interpretar una separata, una escena, para el personaje de Lola. Desde el primer momento me enamoré del personaje porque aunque tenía muy poca información sobre ella, ya veía en el texto su personalidad y carácter. También tuvimos que mandar un vídeo dando nuestra opinión sobre la gestación subrogada. En ese momento no sabíamos ni siquiera de qué iba la película, pero me gustó que el director quisiera conocer nuestra opinión acerca de un tema tan delicado. Mandé la prueba con tranquilidad y hasta un par de meses después no supe nada más del proceso de casting. Fui seleccionada para la siguiente prueba, y ésta consistía en bailar y cantar, presencialmente, una canción. En ese momento pude conocer a la directora de casting, Anna González, y al director, Pau Teixidor. Recuerdo perfectamente lo amables que fueron en la prueba, y se les veía la ilusión y las ganas de encontrar a “las chicas de Alumbramiento”. Salí muy contenta y tranquila de esa prueba también, y hasta el mes siguiente no me dijeron que había superado esa prueba, y que solo quedaba una. La última prueba fue la más dura: Preparé dos escenas de la película y Pau, el director, estuvo una hora conmigo pidiéndome diferentes intenciones y jugando con el texto. Aprendí mucho y me lo pasé genial. Pau siempre fue muy agradable y fuera cual fuera el resultado, yo ya estaba feliz por haber llegado hasta el final del proceso de casting. Y finalmente, me llamaron mis representantes para confirmarme que estaba dentro del proyecto. Lo viví con muchísima ilusión y felicidad. No me creía que fuera a hacer una película. Eternamente agradecida.

¿Qué papeles te gustaría interpretar en un futuro cómo actriz?

–Estoy en el inicio de mi carrera, así que, siendo ambiciosa, me gustaría poder probarlo todo. Pero prefiero personajes que tengan un sentido y un mensaje fuerte y necesario. Que lleguen al corazón de la gente. Que, al igual que con el personaje de Lola, sienta que estoy haciendo algo valioso.

¿Puedes contarnos alguna anécdota vivida durante el rodaje?

–Nunca se me olvidará cómo Paula Agulló, que interpreta a Cuqui, para hacernos reír en los descansos del rodaje, fingía que se ponía de parto cuando llevaba la prótesis de embarazada y no salía del personaje, siempre caminando como si estuviera de 9 meses (Risas).

¿Qué aspiraciones tienes?

–Mi aspiración más grande es no parar de trabajar. Poder enlazar un proyecto con otro, tanto en cine como en  teatro, y poder vivir de esto, que es mi pasión, y lo que más me gusta hacer en el mundo. Aprender y aprender y sobre todo disfrutar de todas las experiencias con agradecimiento y alegría.

¿Con qué director te gustaría trabajar?

–Con muchísimos: Rodrigo Sorogoyen, Juan Antonio Bayona, Arantxa Echevarría, Estíbaliz Urresola… pero ojalá que todas mis experiencias sean tan agradables como trabajar con Pau Teixidor, que director/a y actriz hagamos un gran equipo y disfrutemos de esta profesión tan maravillosa.

¿Qué objetivos o proyectos te planteas en un futuro próximo?

–Me gustaría seguir formándome en canto y baile, y aprender nuevas disciplinas como montar a caballo o tocar el piano. Y por supuesto estudiar más idiomas, me encantan todos, ojalá hablara muchos idiomas algún día, y poder trabajar en proyectos por todo el mundo.

¿Tienes algún proyecto próximamente? ¿Nos podrías contar algo?

–Aún no puedo revelar nada pero voy a empezar un nuevo proyecto teatral que me tiene muy ilusionada, y en el que voy a trabajar con grandes profesionales, de los que tengo muchas ganas de aprender. ¡Pronto sabréis algo! Pero por ahora, a compartir la noticia del estreno de Alumbramiento, y que esta historia llegue a todas las personas posibles. Que nunca olvidemos.

Cartel de la película.

La película

La película, segundo largometraje de Pau Teixidor, está inspirada en hechos reales y cuenta la historia de una adolescente que se queda embarazada en la España de 1982. Marisa (María Vázquez) decide llevar a su hija Lucía (Sofía Milán) a Madrid con el fin de dar solución a un embarazo no deseado. Lucía termina ingresando en Peñagrande, un reformatorio para adolescentes embarazadas. Allí forjará una fuerte amistad con sus compañeras y descubrirá que se le quiere arrebatar aquello que todavía no tiene: su propio hijo.

La película está construida sobre un largo proceso de documentación sobre la base entrevistas con numerosos testimonios y se aproxima a dos agujeros negros de la historia reciente de España: los internamientos de adolescentes embarazadas y el robo de recién nacidos en un contexto de aparente cambio político y social.

“Cuando conseguí entrevistarme con las mujeres que sufrieron este dolor irreparable, percibí un denominador común en sus vivencias: todas se sentían olvidadas. Como si todo lo ocurrido hubiera sido borrado minuciosamente de la consciencia colectiva. Por eso, y pese a ser una película luminosa y con voluntad de llegar al gran público, Alumbramiento no deja de ser, en esencia, una película sobre la memoria”, apunta Teixidor.

La producción reúne a un prometedor grupo de jóvenes actrices debutantes, liderado por Sofía Milán (Amar es para siempre), que encarna prodigiosamente a Lucía en su primer papel para cine.

El elenco llega acompañado por unas espléndidas María Vázquez y Laura Gómez-Lacueva, en el que fue su papel póstumo para cine. Completan el reparto las jóvenes Celia Lopera, Carmen Escudero, Paula Agulló, Alba Munuera y Victoria Oliver.

De cerca...

Desde los 4 a los 18 años Carmen Escudero recibió clases de ballet en la Escuela Municipal de Música y Danza de su pueblo natal, donde aprendió a bailar pero también a actuar, ya que su profesor, Diego Garrido, le daba pequeños papeles en obras de teatro, y empezó a descubrir que no solo quería ser bailarina, como siempre había pensado, sino también actriz, porque así, como Carmen resume “podría hacerlo todo: cantar, bailar y actuar”. Decidida a estudiar lo que le gustaba, hizo Bachillerato de Artes Escénicas en el IES Ramón Carande de Sevilla y completó sus estudios de interpretación en la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla. Cursó un año en República Checa, en la Facultad de Teatro JAMU, en la ciudad de Brno. Tuvo allí la oportunidad de trabajar con directores como Wayne Jordan, con la performance ‘The Acts’, o profesores como Ursula Terzan o Pierre Nadaud. Continuó formándome en el Laboratorio de Interpretación de Sevilla, con profesionales como Sebastián Haro o Bernabé Bulnes. Y realizando diferentes cursos de interpretación, con directores como Benito Zambrano, Alberto Rodríguez o el guionista Rafael Cobos.

Dada su pasión por el cante, comenzó a formarme con Blanca la Almendrita y el cantaor gaditano José Anillo. A bailar flamenco aprendió en la Academia Rocío Palacios de Utrera y, recientemente, realizó un curso con la bailaora Águeda Saavedra en la Escuela Amor De Dios de Madrid. De su trayectoria en el teatro, destacar la obra ‘La Cabeza del dragón’ producida por el Centro Dramático Nacional y ‘Enlorquecidas’, dirigida por Marta Ocaña y producida por la compañía HartaTeatro. Y en audiovisual, el documental ‘Jesucristo Flamenco Workshop’ donde compartió pantalla con cantaores de la talla de Arcángel, Carmen Linares o David Palomar.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN