El tiempo en: San Fernando
Martes 23/04/2024
 

Andalucía

La radiación de estrellas da forma a los sistemas planetarios

Astrónomos han descubierto un sistema planetario único en el que una estrella joven está siendo despojada de su material formador de planetas a un ritmo asombroso

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Astrónomos han descubierto un sistema planetario único en el que una estrella joven está siendo despojada de su material formador de planetas a un ritmo asombroso.

¿Cómo se forman los sistemas planetarios como el Sistema Solar? Para averiguarlo, un equipo de investigación internacional, dirigido por Olivier Berné, del CNRS -el organismo público de investigación francés- estudió un vivero estelar, la Nebulosa de Orión, utilizando el Telescopio Espacial James Webb y el Atacama Large Submillimeter/Millimeter Array (ALMA). Al observar un disco protoplanetario llamado d203-506, han descubierto el papel clave que desempeñan las estrellas masivas en la formación de estos sistemas planetarios nacientes, cuyas edades tienen menos de un millón de años.

Estas estrellas, que son alrededor de 10 veces más masivas y, lo que es más importante, 100.000 veces más luminosas que el Sol, exponen a los planetas que se forman en sistemas cercanos a una radiación ultravioleta muy intensa. Dependiendo de la masa de la estrella en el centro del sistema planetario, esta radiación puede ayudar a que se formen planetas o, alternativamente, impedir que lo hagan dispersando su materia.

El JWST observa a través de las nubes de polvo en la Nebulosa de Orión para permitirnos medir con precisión la masa y la temperatura del gas en el disco protoplanetario, mientras que las observaciones de ALMA estiman la masa de la estrella central, lo que permite por primera vez proporcionar la velocidad de la disipación de gas del sistema. En la Nebulosa de Orión, los científicos descubrieron que, debido a la intensa irradiación de estrellas masivas, no se podría formar un planeta similar a Júpiter en el sistema planetario d203-506.

Este artículo, que se publica en Science, muestra con una precisión sin precedentes el papel decisivo que desempeñan las estrellas masivas en la configuración de los sistemas planetarios y abre nuevas perspectivas sobre cómo se forman dichos sistemas.

"Éste es un estudio de caso verdaderamente excepcional", afirma en un comunicado el coautor Thomas Haworth, de la Queen Mary University de Londres. "Los resultados son claros: la joven estrella está perdiendo la asombrosa cantidad de 20 masas terrestres de material por año, lo que sugiere que no es posible que se formen planetas similares a Júpiter en este sistema. La velocidad que medimos se alinea perfectamente con nuestros modelos teóricos, lo que nos da confianza para comprender cómo los diferentes entornos dan forma a la formación de planetas en todo el universo".

Continúa explicando por qué este caso es tan especial: "A diferencia de otros casos conocidos, esta joven estrella sólo está expuesta a un tipo de radiación ultravioleta de la estrella masiva cercana. La falta de un "capullo caliente" creado por la radiación ultravioleta más energética permite que el material que forma el planeta se vuelva mucho más grande y más fácil de estudiar".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN