El tiempo en: San Fernando
Miércoles 19/06/2024
 

Escrito en el metro

Copérnico girando en el huerto

.Qué gran acierto de Europa dedicar a aquel científico polaco ese satélite que hoy nos provee de extraordinarias imágenes

Publicado: 01/03/2024 ·
11:54
· Actualizado: 01/03/2024 · 11:59
  • Nuestro satélite. -
Autor

Salvo Tierra

Salvo Tierra es profesor de la UMA donde imparte materias referidas al Medio Ambiente y la Ordenación Territorial

Escrito en el metro

Observaciones de la vida cotidiana en el metro, con la Naturaleza como referencia y su traslación a política, sociedad y economía

VISITAR BLOG

Seguro que les sonará que Copérnico era un prestigioso científico y sobre todo astrónomo renacentista. Hace quinientos años demostró, y tuvo las agallas de defender, que el universo no giraba alrededor de la Tierra, si no que ésta daba vueltas alrededor del sol. No éramos por tanto el centro del mundo, sino que nuestro planeta era una minúscula parte más que como otros giraban en torno a estrellas y estrellas que hacían lo propio en las constelaciones. El mundo desde su origen no deja de girar, de trazar círculos y espirales, despreocupado de esas líneas rectas que se entiende que es la más cercana entre dos punto. Hasta la vida gira sin cesar encontrándose en tiempo y forma con el punto de partida, a menos que alguna fuerza imprevista tuerza su giro y entonces las consecuencias son el avance o la catástrofe. El axioma de que la historia se repite queda así confirmado. En la propia superficie del planeta las nubes forman parte de grandes oscilaciones, engranadas como los de un preciso reloj de manecillas. La cuerda ordenante está en la oscilación del ártico, dando vueltas sobre el polo norte. Si el calor de la atmósfera derrite el helado mar, este se vuelve más dulce, menos salino y menos denso, y en consecuencia los engranajes desde las oscilaciones del atlántico norte hasta las tropicales se verán tan alteradas, que generarán desde huracanes en el Mediterráneo hasta grandes sequías.

Qué gran acierto de Europa dedicar a aquel científico polaco ese satélite que hoy nos provee de extraordinarias imágenes en tiempo real de cuanto acaece en nuestro continente. Pero también Copernicus, gracias a la incorporación de sofisticadas tecnologías, comienza a ofrecernos predicciones, cada vez más certeras. Así el lunes pasado nos advertía, en un interesante artículo, que países como España sufrirán con bastante probabilidad este año una ola de calor y sequía incluso más intensa que el pasado año, lo que también subirá el riesgo de incendios forestales. La razón principal es que la quema de combustibles fósiles no se detiene, lo que está incrementando el deshielo en Groenlandia y un aumento de vertido de agua dulce en el Atlántico Norte, que a su vez hace aumentar la temperatura de los vientos y un clima más cálido y seco.

Copernico, mientras pasea por el huerto,se pregunta como un agricultor, de esos aupados en sus tractores, acogerá esta predicción. La sequía ha justificado el ascenso vertiginoso de los precios de algunos de sus productos, incrementado sus ingresos en un porcentaje considerable. La inflación subyacente, esa forma de ver el coste de la cesta del supermercado, nos dice que todo ha subido desmedidamente. Y el sabio concluye, a falta de agua ganancia de los que la derrocharon.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN